Los Abrazafarolas del Infierno: capítulo 32

“Tú y yo somos ángeles salvajes.
Vamos a incendiar los cielos esta noche.
Oh sí.
Bien. ¿Es que no ves que somos salvajes?
Sí, somos ángeles salvajes.”
(Pretty Boy Floyd)

cap-32

Galaxia de la Guadaña, planeta Rayo: Extrema Unción ya había montado su rifle láser y tenía a tiro a Patricia justo después de que hubiera presentado a los Abrazafarolas del Infierno y acabaran de subir al escenario entre gritos y aplausos de cientos de miles de Homo Maximus ansiosos porque empezara el concierto. Esperó un par de segundos y apretó el gatillo mientras una sonrisa de oreja a oreja surcaba su arrugado rostro.

Poco después y muy lejos de allí, Jennabeth y chicot entraron en la sala de reuniones de la base espacial de la cara oculta de la Luna que el comando de ángeles caídos había creado hacía ya milenios. La sala tenía un peculiar aspecto de teleserie de ciencia-ficción de los años setenta. La gran mesa metálica que había en la parte central se encontraba llena de botellas de licor abiertas y el ambiente estaba bastante cargado.
-¡Ya era hora, Jenna! -dijo una esbelta ángela con rasgos eslavos dando caladas a un enorme puro.
-¡Ballacks, Natasha! Pensé que no íbamos a llegar nunca… ¿Va todo bien?
-Claro que sí. Ahora te pondremos al día… siempre y cuando antes nos expliques qué es eso que te has traído del Vaticano: no sabíamos que hubieras adoptado una mascota, Jenna… ¡Creo que es el ser vivo más horrendo que he visto en mi vida!
-¡¡¡A su lado el Papa es mister universo, jajajaja!!! -añadió otro ángel caído mientras los otros once ex habitantes del Cielo estallaban en carcajadas.

En aquel preciso instante, un extrañísimo y descomunal ejemplar de babosa estelar gigante avanzaba por la Vía Láctea brillando cada vez más a medida que iba apagando decenas de estrellas a su paso. Aquel tipo de seres eran realmente escasos y jamás se había avistado un ejemplar como aquel: su longitud era de varios miles de kilómetros, tenía escamas de aspecto metálico y no mostraba miedo a la luz, sino que se sentía atraído por ella.

Nota 1: el autor no se responsabiliza de sus propias opiniones. La novela online por entregas “Los Abrazafarolas del Infierno” es un texto de ficción. Cualquier relación con la realidad es pura coincidencia.
Nota 2: ¿quieres leer el siguiente capítulo? Haz click aquí.
Nota 3: el Photoshopeo es de un servidor.
Nota 4: ¿se te ha olvidado quién era alguno de los personajes o de qué iba esto? Aquí va un listado y el prólogo de la historia.

Anuncios

¿Y a tí qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s