Los Abrazafarolas del Infierno: capítulo 28

“Oh-oh-oh, creo en los milagros,
oh, creo en un mundo mejor para ti y para mí.
Cierro los ojos y pienso en cómo podría ser.

El futuro ya está aquí hoy mismo.
No es demasiado tarde,
no es demasiado tarde, ¡no!”
(The Ramones)

cap-28

Satán estaba sentado frente a los monitores del centro de control del Infierno: su ejército seguía masacrando a las tropas del Cielo… pero alguien había dejado un montón de documentación que confirmaba un pacto entre el Papa León XIV y el gobierno del Planeta Rayo después de haber volado el portal del Vaticano con un coche bomba. Por otra parte, las imágenes grabadas por las sondas de reconocimiento continuaban mostrando la destrucción y el terror existentes en los países del G-20. Dado que la totalidad de los ciudadanos infernales habían sido movilizados para el conflicto, después de la primera intervención de las Tropas Satánicas de Élite, por fin había llegado el turno de Las Tropas Satánicas de Efectividad Reducida: aquellos Homo Sapiens y Maximus que habían muerto de forma traumática o violenta, cuya función no era otra que la de afianzar el miedo en la población debido a su horrible aspecto. Al contrario que a los amigos muertos de Su Majestad Infernal, a las tropas de Efectividad Reducida no les estaba permitido el uso de maquillaje holográfico, así que las calles de los países atacados por el Infierno estaban a rebosar de personas que habían muerto a través de guerras, peleas, accidentes al desplazarse en vehículos, sobredosis de todo tipo de sustancias, suicidios…

Mientras tanto, Jennabeth y chicot surcaban el cielo a bordo de la veloz nave en la que habían escapado del Vaticano. Estaban ya casi a punto de abandonar la atmósfera terrestre.
-¿Estás segura de que ya no va a ser posible acceder al Infierno desde el Vaticano, pecosilla? -preguntó el ex secretario papal desde el asiento de copiloto.
-Claro que sí, mi cheposín -le contestó la ángela caída mientras pilotaba-. Ese portal ya es historia: he puesto exactamente el mismo tipo de explosivos que utilizó una compañera para destruir el de Edimburgo. Ahora ya solo nos queda poder reunirnos con mi comando para seguir con el plan previsto. Seguro que Satán ve a León XIV con otros ojos después de analizar toda la información clasificada del Vaticano que hemos dejado en el Infierno antes de volar el portal.
-Hummm… Yo no creo en los milagros, Jenna, ¿es que tú sí?
-Ballacks, fuck me blind… Pues no lo sé, pero me gustaría pensar que en algún momento va haber un mundo mejor para ti y para mí… porque las cosas peor ya no pueden estar, ¿no te parece?

Nota 1: el autor no se responsabiliza de sus propias opiniones. La novela online por entregas “Los Abrazafarolas del Infierno” es un texto de ficción. Cualquier relación con la realidad es pura coincidencia.
Nota 2: ¿quieres leer el siguiente capítulo? Haz click aquí.
Nota 3: el Photoshopeo es de un servidor.
Nota 4: ¿se te ha olvidado quién era alguno de los personajes o de qué iba esto? Aquí va un listado y el prólogo de la historia.


Anuncios

2 comentarios en “Los Abrazafarolas del Infierno: capítulo 28

¿Y a tí qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s