Los Abrazafarolas del Infierno: capítulo 27

“Ten cuidado cariño, porque estoy usando tecnología,
no tengo tiempo para pedir disculpas.
Radiación de sentimientos al caer la noche,
amor en medio de un tiroteo.”
(Iggy and the Stooges)

cap-27Patricia estaba tumbada en el sofá de su casa del planeta Rayo. Pulsó el botón stop del antiguo walkman que había pertenecido a Koldo: ya había escuchado veintipico canciones de aquella cinta recopilatoria que él le grabó hace tiempo, e Iggy Pop y los Stooges no le gustaban demasiado. Aunque todavía no se había hecho público, en unos pocos días le iba a tocar presentar un concierto de Los Abrazafarolas del Infierno ante cientos de miles de Homo Maximus… ¿Sería capaz de disimular ante las cámaras lo incómoda que se iba a sentir al reencontrarse con Koldo después de su muerte? Todavía se sentía mal al recordar la última discusión que tuvieron antes de que le mataran… ¿Se habría enterado ya Koldo de que ella era la anticristo?

Poco después, Extrema Unción golpeó con rabia el panel de control de la nave que pilotaba rumbo a la Galaxia de la Guadaña; se acababa de dar cuenta de que el Papa León XIV le había traicionado a cambio de haberle convertido en el cebo vivo del reality show “Cazando al Mercenario del Papa”. El septuagenario asesino murciano había por fin aprendido a manejar correctamente el ordenador de la nave que les había robado a Nrumma y Nemma… y tras navegar por hipernet había comprobado que todo el planeta Rayo había seguido día a día por televisión su persecución por parte de un montón de letales cazarrecompensas. ¿Así le pagaban los muy hijos de puta su hazaña de haber abatido el caza del Infierno que transportaba a Dios hecho mujer? ¿Quién excepto él había matado a Susy? ¡Desagradecidos de mierda…! Pero bueno, también se había enterado de que la ex de Koldo estaba en el planeta Rayo y que se había convertido en toda una estrella del mismo canal de televisión que emitía “Cazando al Mercenario del Papa”. Así que… ¿qué mejor forma de vengarse de aquellos directivos de televisión que asesinarla en directo? Extrema Unción continuó pilotando ensimismado en su futura venganza… hasta que su detector de ADN sagrado se fundió tras registrar la lectura más alta que había detectado jamás.

Mientras tanto, la nave de carga procedente del Cielo con destino al planeta Rayo surcaba también el espacio a toda velocidad. Dos Homo Maximus se encargaban de pilotarla y tres Homo Sapiens descansaban en su camarote; Koldo, Nuño y Jon habían aprovechado para navegar por hipernet y sorprenderse por la enerome expectación que había generado su futuro concierto en la Galaxia de la Guadaña.

Nota 1: el autor no se responsabiliza de sus propias opiniones. La novela online por entregas “Los Abrazafarolas del Infierno” es un texto de ficción. Cualquier relación con la realidad es pura coincidencia.
Nota 2: ¿quieres leer el siguiente capítulo? Haz click aquí.
Nota 3: el Photoshopeo es de un servidor.
Nota 4: ¿se te ha olvidado quién era alguno de los personajes o de qué iba esto? Aquí va un listado y el prólogo de la historia.

 

Anuncios

¿Y a tí qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s