Los Abrazafarolas del Infierno: capítulo 23

“Llevas cinco años muerto,
cinco años muerto.

Tu vida está constantemente en tensión,
me quedo contigo y veo cómo te marchitas.
Nunca te importó ganar o perder,
siempre dijeron que te desplomarías.”
(Mötley Crüe)

cap-23

-Bueno, pues ya está: creo que eras la última especie del universo que me quedaba por sodomizar, Gabriel. Nunca me había tirado a un arcángel y muchísimo menos a uno con sus propios testículos en la boca y maniatado… lo cual lo ha hecho aun más divertido, si cabe -dijo el Papa León XIV con una atronadora voz metálica a través de la máscara de becerro de su tecnoarmadura-. Guardias, necesito ayuda para volverme a poner el blindaje de la pelvis y de las piernas… ¡Ah, y traedme una palangana para limpiarme el fartón!
-Ahora mismo, Su Santidad -le contestaron al unísono dos guardias suizos.
-Por cierto, ¿ha caído ya la Sala del Trono?
-No, Su Santidad. Es la única zona del Cielo que escapa a nuestro control, pero la Guardia Suiza y los mercenarios del Rayo seguimos en ello. Varios ángeles se han atrincherado allí y están siendo ayudados por una especie de ave metálica gigantesca.
-¿Un ave metálica? ¡Pero si Extrema Unción voló por los aires el caza en el que iban Dios y el ex novio de la anticristo! ¡Si Dios está muerto, es imposible que haya tomado la forma del Espíritu Santo, collons!
-¡¡¡Mmmmmmpffff!!! -intentaba decir Gabriel.
-Guardias, quitadle sus huevos de la boca a este pringado, que parece que quiere decirnos algo -ordenó León XIV previamente a que sus soldados retiraran la mordaza al demacrado arcángel-. ¿Qué, nos vas a decir por fin dónde guardáis las drogas en el Cielo? ¡Habla, desgraciado!
-¡¡¡Eso tú, que eres más despreciable que el mismísimo Satán!!! Pues que sepas que Koldo también llevaba cinco años muerto y tampoco conseguiste volver a matarle al volar su caza… Ah, y ya puedes lavarte mejor la polla, porque a lo mejor no te van a salir tan bien las cosas, ¿sabes? En un duelo a muerte contra el Arcángel Miguel utilizamos pistolas de sangre y acabé con un montón de heridas en las manos… Total, que me infecté y de momento tengo SIDA, sífilis, gonorrea y tal vez ébola, fiebre amarilla… y hasta gripe aviar.

Nota 1: el autor no se responsabiliza de sus propias opiniones. La novela online por entregas “Los Abrazafarolas del Infierno” es un texto de ficción. Cualquier relación con la realidad es pura coincidencia.
Nota 2: ¿quieres leer el siguiente capítulo? Haz click aquí.
Nota 3: el Photoshopeo es de un servidor.
Nota 4: ¿se te ha olvidado quién era alguno de los personajes o de qué iba esto? Aquí va un listado y el prólogo de la historia.

Anuncios

¿Y a tí qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s