Los Abrazafarolas del Infierno: capítulo 17

“Tú te escondes, tú lloras, tú gritas, tú mientes.
Tú matarías, a cualquier precio,
tú cambias de bando constantemente.

Tú traicionarías a tu mejor amigo
para acercarte una pulgada más al éxito.
Tú te posicionas cada maldito día.
Tú te arrodillarías ante los que desprecias.
Si pudieras, besarías el culo a todo el mundo,
llámalo supervivencia o como quieras.
Lo único que me produces es repugnancia.
(Aerobitch)

cap-17

Una escuadra formada por cuatro ángelas con armaduras de combate batía sus alas mientras se reagrupaba pidiendo refuerzos. Varios cientos de miembros de la Guardia Suiza Pontificia y miles de mercenarios Homo Maximus procedentes del planeta Rayo habían entrado por sorpresa en el Cielo haciendo ondear la bandera del Vaticano; por primera vez en la Historia, alguien que no estaba muerto accedía al recinto sagrado y lo hacía disparando rifles láser ultramodermos. ¡¡¡GÜIZJUISHIUUUU!!! ¡¡¡GÜIZJUISHIUUUUUU!!!
-¿De dónde habrán sacado esos láseres? -dijo una ángela con rasgos africanos y pelo corto mientras devolvía el fuego con su fusil sagrado. ¡¡¡BRAKABRAKABRAKAPUSHHH!!! ¡¡¡BRAKABRAKAPUSHHH!!!
-¿No se suponía que los de la Guardia Suiza Pontificia eran solamente cien? -le contestó otra ángela de aspecto similar pero con el pelo afro-. Esos rifles les quedan grandes, pero está claro que han sido entrenados para usarlos.
-A ver, ¿antes no deberíais preguntaros por qué nos ataca el Vaticano y cómo coño han entrado en el Cielo? -les dijo otra con rasgos eslavos de dos metros de altura.

Instantes después, el Arcángel Gabriel irrumpió en la estancia volando acompañado de veinte escuadras de ángeles agitando el Sagrado Cetro Supremo y disparando un revólver sagrado. A a pesar de que eran superados en sesenta veces, los ochenta soldados alados dispararon sus fusiles sobre los guardias suizos y los mercenarios Homo Maximus. ¡¡¡BRAKABRAKAPUSHHH!!! ¡¡¡BRAKABRAKABRAKAPUSHHH!!! ¡¡¡BRAKABRAKAPUSHHH!!!
-¡¡¡Aguantad, aguantad!!! ¡Los refuerzos están en camino! ¡La nave trono está volviendo desde el mundo de los vivos! -gritaba el Arcángel Gabriel- ¡Esos cabrones han traspasado las murallas exteriores con una descomunal torre de asalto telescópica y han tomado los hangares! ¡Esa torre está anclada en la Plaza de San Pedro, así que llevaos por delante a algunos hijos de puta… ¡¡¡Y no olvidéis que sois del Cuerpo de Infantería Volante!!!
-Mi Capitán General… -dijo uno de los ángeles con una aparatosa herida en la frente.
-Adelante, soldado -le contestó Gabriel mientras la Guardia Suiza y los mercenarios Homo Maximus avanzaban sobre ellos. ¡¡¡GÜIZJUISHIUUUU!!! ¡¡¡GÜIZJUISHIUUUUUU!!! ¡¡¡GÜIZJUISHIUUUUUUUUUUUUUUUUU!!! ¡¡¡GÜIZJUISHIUUUUUU!!!
-El Espíritu Santo ha aterrizado en los hangares del Cielo hace unos instantes.
-¿Cómo dices?
-Que el Espíritu Santo ha aterrizado en los hangares, mi Capitán General. No tengo ni idea de por qué no viene hacia aquí para ayudarnos.
-Yo sí que ahora no tengo ni puta idea de nada…

Nota 1: el autor no se responsabiliza de sus propias opiniones. La novela online por entregas “Los Abrazafarolas del Infierno” es un texto de ficción. Cualquier relación con la realidad es pura coincidencia.
Nota 2: ¿quieres leer el siguiente capítulo? Haz click aquí.
Nota 3: ¿se te ha olvidado quién era alguno de los personajes o de qué iba esto? Aquí va un listado y el prólogo de la historia.
Nota 4: el Photoshopeo es de un servidor.

Anuncios

¿Y a tí qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s