Los Abrazafarolas del Infierno: capítulo 2

“Queriendo tentar a Cristo,
Satán se fue al desierto.
Batiendo excitado las alas,
mostró sus rojizas nalgas.

Jesús sufría, sudaba,
su bastón rígido estaba.
La túnica quería quitarse,
y el sufrimiento aliviarse.

Si eres el hijo del Padre,
coge una de estas piedras:
conviértela en mantequilla
y úntame el culo con ella.”
(Los Abrazafarolas del Infierno)



Dos siluetas alargadas de casi tres metros de altura, vestidas con un espectacular blindaje de combate que incluía un casco hermético con cuernos, bajaban a media tarde por la calle Iturribide del Casco Viejo de Bilbao disparando sus enormes rifles láser; parecían no tener cuello y sus brazos y sus dedos eran muy largos. Un punki calvo de cuarentaipico y una  veinteañera con rastas salieron de la parte trasera de una autocaravana mientras ella gritaba “matadnos si tenéis cojones, hijos de puta” y lanzándoles todo lo encontraba a mano. Mientras tanto llovía, los edificios ardían, la gente moría y las pocas personas que quedaban de pie, trataban de huir sin tener muy claro a dónde ir.
-Te estás dejando a esos dos de detrás del coche azul -comentó el más alto con una voz ligeramente gutural-. Y no te lo pierdas, ¡nos están tirando piedras!
-¡Qué gracia! Si supieran que nuestras armaduras son capaces de resistir proyectiles atómicos… -respondió el otro con una voz no muy diferente. ¡¡¡GÜIZZZZZUFLUÍSH!!!
-¡Buen disparo, dos bilbaínos de un tiro!
-¡Gracias! O como dicen por aquí: eskerrik asko!
-Jajajaja… ¿Y esta es la ciudad tan moderna de la que tanto se habla? Mira el suelo de sus bares… está lleno de servilletas, ¡todavía usan papel!
-Pues sí, parece ser que esto es Bilbao y por algo dicen que sus habitantes exageran al hablar de ella… Por cierto, ¿sabes qué diferencia hay entre Dios y uno de Bilbao?
-Ni idea, ¿que Dios no se limpia la boca con papeles para tirarlos al suelo?
-Jajajaja, ¡no seas guarro! La diferencia entre Dios y uno de Bilbao, es que Dios está en todas partes… y el de Bilbao ya ha estado.
-¡Qué malo! Como se te ocurra contar más chistes horribles de Homo Sapiens, te juro que te disparo a tí también. Oye, ahora que me acuerdo… ¿y qué ha sido de Dios al final? ¿Volvió al Cielo?
-Dios está en una clínica de desintoxicación.
-¿En serio?
-Que sí, que sí: volvió a adoptar forma humana y nació hace veintitrés años cuando se celebró el Foro Global España en el Guggenheim. Parece ser que iba con la intención de arreglar el mundo otra vez, se juntó con gente poco recomendable, una cosa lleva a la otra… y ahora mismo dicen que es incapaz de reunir la fuerza de voluntad necesaria para desengancharse de las drogas y volver a convertirse en Dios. Espera un momento…
-¿Qué pasa, detectas algo?
-¡Estamos de suerte! Mis sensores indican que los Homo Sapiens fugados del Infierno que atienden a los nombres de Nuño Gutiérrez y Jon Jauregi se encuentran en la calle Ronda a escasos veinte metros de aquí.
-¿Los hijos de puta esos de la canción que decía que Satán quería que Jesús le diera por el culo?
-Bueno, dos de ellos. Koldo Barrutia sigue desaparecido todavía …
-¡¡¡A por ellos!!!

capitulo_02_B

Mientras tanto, tras haberse abierto el portal del Infierno situado en la fábrica de cerveza Keinehen en Zoeterwoude (Países Bajos), un oficial Homo Maximus -de 3,20 m. de altura- del ejército del Infierno, conversaba con los presidentes del Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea…
-Bienvenido al mundo de los vivos, Cogonel Nistmus. ¿Lo conocía? -preguntó Camille Lasserre.
-Por supuesto que lo conozco, Madame Lasserre, gracias por haber abierto el portal. Llevo veinticinco siglos muerto, pero tuve la suerte de ayudar a los turcos a agujerear las murallas de Constantinopla en 1453 pilotando una nave cañonera. ¿Qué tal, señor Barbosa? ¿Señor Daghetti?
-Bien, todo va estupendamente -contestaron casi al unísono los presidentes de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.
-Jajaja… tome asiento, pog favog. El apoyo de la OTAN y de Estados Unidos al ataque del Infiegno ya es total, así que tenemos mucho de qué hablag…

Nota 1: el autor no se responsabiliza de sus propias opiniones. La novela online por entregas “Los Abrazafarolas del Infierno” es un texto de ficción. Cualquier relación con la realidad es pura coincidencia.
Nota 2: ¿quieres leer el siguiente capítulo? Haz click aquí.
Nota 3: ¿se te ha olvidado quién era alguno de los personajes o de qué iba esto? Aquí va un listado y el prólogo de la historia.
Nota 4: la ilustración es de Félix Vinagre.

Anuncios

¿Y a tí qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s