¿Están detrás de la llamada “amnesia infantil” las cervezas que te has tomado durante tu juventud?

¿Por qué recordamos tan pocas cosas de cuando éramos muy pequeños? ¿Pueden tener algo que ver las juergas y borracheras vividas a lo largo de la juventud?
Pues al final va a ser que no, porque según un artículo publicado en la web de la BBC este pasado sábado, los científicos del Hospital para Niños Enfermos de Toronto y la Universidad de Toronto concluyen que la ausencia de recuerdos a largo plazo de la niñez se debe a los altos niveles de producción de neuronas durante los primeros años de vida. El Dr. Frankland dice que sus nuevos descubrimientos empiezan a explicar la misteriosa “amnesia infantil”, y es que parece ser que la formación de nuevas neuronas a edades muy tempranas aumenta la capacidad del cerebro para estudiar… pero al mismo tiempo “hace que se borren” los recuerdos más antiguos.

1149960393_fAquí podéis ver una interpretación gráfica que hice hace años de
cómo una molécula de alcohol etílico (CH3-CH2-OH) persigue
a unas neuronas con intenciones homicidas.

¿Os habéis quedado ya más tranquilos? ¿Es hora de hablar del milenarismo o lo dejamos para otro rato?
No, mejor sigamos con lo que estábamos…

Aunque mis conocimientos acerca de las neuronas son los que las mías han conseguido retener desde que estudié biología en bachillerato, hay una divertida teoría acerca de ellas que los guionistas de la mítica Cheers decidieron incluir en uno de los diálogos de la serie: la teoría de la “manada de búfalos”…

normEn aquel bar no le pegaban mal, no…

Una manada de búfalos se mueve tan rápido como lo haga el individuo más lento del grupo. Cuando la manada es perseguida, los más lentos y débiles son los primeros que son atrapados. Esta selección natural es buena para la manada, porque la velocidad y la salud general del grupo se mejora por selección natural de los depredadores. De la misma forma, el cerebro humano actúa tan rápido como la neurona más lenta. Y como sabemos, la ingesta excesiva de alcohol mata células del cerebro. Pero primero son atacadas las células más lentas y débiles. De esta manera, el consumo regular de cerveza elimina las células del cerebro más débiles, haciendo el cerebro una máquina más rápida y eficiente. Y eso explica, Norm, por qué siempre te sientes más inteligente después de tomar unas cervezas.

¿Pero qué hay de cierto en la teoría de la “manada de búfalos”?
Pues es una pena, pero según varios estudios publicados parece ser que el alcohol no mata neuronas ni por tanto nos vuelve más inteligentes… aunque no os emocionéis, porque sí que daña las dendritas, que son las protuberancias (de las neuronas) cuya función es transmitir información entre neuronas.

¿Y es cierto aquello que decían de que naces con un número de neuronas y que no se crean nuevas?
Pues tampoco, porque aunque hasta los años 90 nadie le hizo caso, parece ser que en los años 60, un tal Joseph Altman descubrió en el Instituto Tecnológico de Massachussets que el cerebro adulto era capaz de crear neuronas nuevas.

PD: y de regalo una canción de un grupazo que no os va a causar lesiones cerebrales aunque sí hable de ello…

Anuncios

¿Y a tí qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s